Saltar al contenido

¿Cómo Personalizar tu Teclado Mecánico?

Si algo nos gusta es personalizar nuestras cosas, diferenciarlas de las de los demás mediante un toque personal que resalte nuestra forma de ser o nuestros gustos. Los teclados mecánicos no están exentos de ser personalizados.

personalizar teclado mecánico

Destacan por ser resistentes y tener un tacto más valorado que el de los teclados de membranas, pero esto no está reñido con tener una estética cuidada, original o impactante.

¿Qué tener en Cuenta para Personalizar tu Teclado Mecánico?

Hay varias cosas que debes considerar. Ten en cuenta que puedes montar tu propio teclado mecánico desde cero, pero para ello necesitarás un mínimo nivel de electrónica. Si no es tu caso, lo mejor será personalizar un teclado mecánico que ya tienes, cuyo funcionamiento te gusta.

Por otra parte, puede interesarte saber qué material escoger. Esto tiene su importancia, según ciertos parámetros. Puedes encontrar varias opciones, pero las más comunes son el PTB, el ABS, la resina o el SLA. El PTB es algo más caro, pero resiste más que otros materiales. Si quieres que el teclado te dure impecable y no le aparezcan brillos del desgaste, te interesará elegir teclas de PTB.

Hay otro elemento a considerar. ¿Te gusta el sonido de la pulsación de las teclas? Si eres de esas personas a las que le gusta, no tienes que hacer nada, pero si preferirías que sonara un poco menos, puedes añadir unos dampeners o amortiguadores, para reducir ese sonido.

Por otra parte, también puedes encontrar algunas carcasas para personalizar el teclado mecánico, aparte de las teclas. Con esta información puedes imaginarte un teclado, por ejemplo, que mantenga las teclas negras o blancas, pero tenga la carcasa de tu color preferido. Sin duda destacaría y sería elegante y discreto.

Una vez decidas si quieres mantener o cambiar la carcasa del teclado, es el momento de elegir las teclas. Si tu teclado tiene luz y quieres que se siga apreciando, deberás elegir unas teclas que permitan el paso de la luz.

Multitud de Opciones

Cuando comiences a buscar opciones te darás cuenta del gran abanico de personalización que se abre ante ti:

  • Puedes cambiar todas las teclas por otras que sean todas de otro color. Así habría uniformidad y destacaría de manera más discreta y elegante que otras opciones.
  • Puedes poner todas las teclas de función de un color, los números de otro, las teclas de alt, control y suprimir de otro… Estos colores pueden ser pastel o chillones, el mismo color en distintas intensidades o diferentes colores que sean complementarios o ni siquiera eso.
  • Elige varios colores de modo que puedas conseguir un efecto de degradado de un color a otro, sin que esto esté diferenciado por grupos de teclas (es decir, independientemente si es una letra, un número o una tecla de función). Dará una imagen de equilibrio y quedará muy bien en su conjunto. Puedes elegir, como antes, colores pastel o más llamativos; pueden ser distintas tonalidades de un mismo color o los colores del arcoíris, por ejemplo.
  • Puedes hacer dibujos en el teclado con las letras, según sea tu teclado (las teclas deberían estar en línea para permitirte hacer dibujos tipo “pixel” gigante. Si están colocadas como los ladrillos en un muro, no concordarían para permitirte estos dibujos). Una idea de dibujos son las piezas del tetris. Tanto en este caso como en los dos anteriores, deberías hacer una plantilla previa en la que señales qué teclas cambiarás y de qué color serán las nuevas.
  • También podrás comprar teclas que ya vengan diseñadas de modo que hagan un dibujo en su conjunto a lo largo de todo el teclado. Cada tecla será como la pieza de un puzle, ya que necesitas que todas estén cambiadas para poder ver la imagen.
  • Otra idea es comprar teclas que tengan algún emoticono y sustituir solamente alguna que otra tecla, dando un aire divertido al teclado, pero sin cambiarlo demasiado ni que sea muy llamativo.

Como ves, las opciones son muy numerosas y con tu imaginación puedes crear teclados verdaderamente originales. Además, puedes conseguir un acabado muy llamativo o discreto, según tus gustos.

Si crees que no tienes mucha imaginación, siempre puedes hacer una búsqueda en Google para ver algunos teclados mecánicos personalizados que ya haya creado alguien. Podrías copiar el diseño o inspirarte para crear uno propio. Recuerda que te será muy útil hacer un diseño previo donde sepas cómo quieres que sea cada elemento del teclado. Así sabrás qué teclas necesitas comprar.

Por otra parte, muchas marcas ya venden kits completos específicos para personalizar determinados modelos suyos de teclados mecánicos. De esta manera no tendrías que preocuparte de nada ni pensar un diseño. Solamente tendrías que sustituir unas teclas por otras siguiendo el patrón del modelo y ya podrías disfrutar de tu teclado personalizado.

Elige la personalización que más se adapta a ti y consigue un teclado acorde totalmente a tus gustos. ¡No te conformes con menos!